LA MUJER EN EL OCIO NOCTURNO

Los espacios de ocio nocturno parecen entenderse como propiedad y para disfrute del género masculino. Sus estrategias para atraer clientes, muy habitualmente utilizan como reclamo a la mujer.

Uno de los más comunes es el conocidísimo sistema de: “Chicas, entradas gratis”. Convertiéndolas así en un producto para consumo masculino. (¡Que no te engañen: Si no pagas, el producto eres tú!).

Una paseíto por las redes nos muestra la abundancia de estas publicaciones. Mujeres semidesnudas, en poses provocativas e insinuando prácticas sexuales. Aderezadas con slogans del tipo: “Mi novio está fuera de la ciudad” o “Ser mujer no es fácil (…) pero por fin tienes tu recompensa: Entrada y copa gratis todo el verano“.

Estamos demasiado acostumbrades a que la publicidad cumpla con las normas establecidas por el patriarcado.

Satisfacemos las necesidades masculinas, a costa de subordinar a éstas las propias de las mujeres.  Pre-entendemos que el hombre, fiel a su rol de proveedor, es quien asume los costes económicos del ocio.

Y la publicidad, en general, se dirige a convencer a ese consumidor masculino, que nuestra marca/negocio/local es la mejor opción para invertir su dinero y, por supuesto, cubrir sus necesidades de hombre.

Para mí, como mujer, como responsable del Social Media de una discoteca y como feminista, esto representa un gran reto:

¿Como visibilizar a las mujeres clientas sin convertirlas en productos?

¿Como atraer el interés de las mujeres (y hombres) sin perpetuar estereotipos machistas?

¿Como conseguirlo sin que la clientela masculina se sienta “ignorada”?

El primer paso fue una reflexión sobre los valores a transmitir: ¿Sexualidad y Posesión? (Como a mi me sugieren las imagenes de mujeres sexualizadas en publicidad). ¿O prefiero ofrecer Diversión y Libertad?.

A continuación, exploré como transmitirlo. Ya anteriormente hablé sobre la perspectiva de género en el Social Media y me apetecia compartir estas nuevas reflexiones.

Algunas de mis nuevas propuestas son:

  • Publicar fotos de grupos mixtos, alternadas con fotos de mujeres y de hombres.
  • En las publicaciones con mujeres,  éstas deben aparecer como sujetos, no como objetos.
  • Ofrecer mensajes explícitos de visibilidad femenina no tradicional (o sexualizada).

mujeres_y_ocio.jpg

Parece simple ¿verdad?

El siguiente reto a afrontar es: evitar reproducir la heteronormatividad dominante. ¡Más difícil todavía!

Espero vuestros comentarios y sugerencias.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s