Yo, simple mortal, voy a crear mi propia web.

En mi nuevo proyecto profesional, el primer “punto del día” era construir una web. Mi primera web.

Ada_lovelace
Ada Lovelace (1815-1852) Primera programadora de máquinas computadoras.

Durante algunos días me dedique al consabido Plan de Empresa y Plan de Marqueting, con una doble función: 1) reflexionar sobre el proyecto y su viabilidad; 2) postergar el temido momento de enfrentarme a la creación. Sí, lo confieso, el reto de crear mi primera web era apasionante pero también me llenaba de terror.

 

 

Intentaré ir explicando, cual diario de bitácora, mi épico proceso de adentrarme en ese mundo desconocido, laberíntico y de idioma jeroglífico (permitidme el tono dramático, por favor.)

Debéis saber que en todo esto voy de la mano de mi hermano, con el cual he decidido aliar fuerzas, energías y conocimientos para optimizar nuestros recursos y ampliar nuestros propios objetivos, es decir: asociarme (los riesgos y ventajas de mezclar el trabajo con la familia merece un gran debate, lo sé). Él tiene un amplio conocimiento del tema, y ante mis temores manifiestos, su respuesta siempre es: tranquila, ya verás, es muy fácil. ¿Muy fácil? ahora, después de un par de semanas de abrir esta flamante y temida puerta, le puedo contestar: sí, ya lo sé, muy fácil, ¡como siempre! (nótese el sarcasmo). Al tiempo que procuro no meterle el ratón por el agujero nasal.

Intentaré ser ordenada y explicarlo paso a paso:

Comencé por buscar el dominio: todos los que me interesaban estaban ocupados, por supuesto, y ya expliqué mi vergonzosa experiencia al encontrar mi dominio ideal. (snif). Ahora ya tengo dominio y es operativo.

De algún lugar recibo la recomendación de usar el Dreamweaver para hacer el código de la web. Instalo, abro, exploro y…  ¡no entiendo nada!. Cuando consigo poner en él algo de código, no sé que fuente de infoxicación, me indica que debo instalar el FileZilla… Si Dreamweaver me sonaba a chino, el FileZilla escapaba totalmente a mi compresión lectora: Dediqué casi media jornada a intentar descifrar ese programa y al final decido que, si al final voy a tener que contratar un hosting, ¡para qué esperar más! y me dedicó a la búsqueda del hosting como agua de mayo (¡ilusa!).

Al mismo tiempo, me aplico con “como crear tu web.com“, formación muy recomendable por su sencillez y lenguaje ameno.

Poco después descubrí que “texto plano” es “texto plano“, no word ni similares, y me descargué el NotePad++ para escribir el código que la web formativa me iba ofreciendo cual regalo de Moises. Consigo ver un básico ejemplo de código en html. ¡Este es el camino!

Bien, ya tengo el hosting (o alojamiento web), ya tengo el dominio (correcto), ya tengo un pedazo de código… ¿y ahora qué?

Como buena hija de vecino (o víctima de la publicidad masiva) instalo en mi alojamiento web el WordPress: sencillo, intuitivo, popular… y poco flexible. Yo ya, a estas alturas tenía una idea bastante clara sobre qué y como quería mi web, y dediqué un buen rato a buscar una bendita plantilla (incluso pagando un precio razonable) que se adecuara a mi idea. Fracaso. “Asesores de confianza”, y mi propia impresión, me decían que modificar el código de una plantilla no seria tarea fácil, y renunciar a toda una idea compleja elaborada en mi cabeza, en papel y en plantillas visuales gracias a Inkscape (el cual recomiendo por su sencillez y amplias opciones) me parecía un abandono demasiado rápido para mis objetivos. No solo quiero hacer una web, deseo tener un poco más que básico conocimiento al respecto haciendo una inversión de aprendizaje.

Siguiente recomendación de confianza: usar Joomla. ¿lo conoceis? yo, ahora, también.

Instalo Joomla en el alojamiento web, me lo miro y… casi me pongo a llorar. ¡No sabía ni por dónde empezar! Decidí dedicar el resto del tiempo disponible de la jornada a seleccionar información viable de como usarlo y, dejarlo reposar… Adentrarse en la jungla no se puede hacer así, a lo loco.

Continuará… (espero).

 

 

 

 

Anuncios
Publicado en Web

2 comentarios sobre “Yo, simple mortal, voy a crear mi propia web.

  1. ¡Oh, Guerrera!, tú te has atrevido a desafiar al infame, ruin e inicuo Mago Unoscojinestevasahacertupropiapágina —Unhup para los enemigos más perezosos—. Tú batalla es épica; la lucha, espeluznante; los golpes, demoledores. Pero seguro que la victoria será tuya.
    Ya nos contarás. ¡Ánimo!

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s