Amistades “Facebookianas”

“Facebookiano/a”, procedente de Facebook, y por extensión, de cualquier otra red social.

mujer cubista
“Mujer cubista”. Pedro Sanz, 2007.

Son personas con las que a veces intercambiamos un importante volumen de información sobre los temas compartidos, o una información filtrada por su propia libertad de decidir lo que muestra y lo que no.

Mis amistades son personas con las que además de compartir algunos intereses, comparto una perspectiva vital, me ofrecen apoyo, reconocimiento y bienestar pero sobre todo seguridad para seguir explorando la vida con cierta red de seguridad. Y lo mismo espero que ellos reciban de mi amistad. Por supuesto, el grado de amistad es directamente proporcional a la espesura de la red  y la percepción de seguridad . Son personas que “veo” y acepto en todas sus facetas poliédricas, y de las cuales espero reciprocidad.

Mis amistades “Facebookianas” son parciales, figuras geométricas planas, de las cuales conozco uno, a lo sumo un par de aspectos de su vida, nunca he escuchado sus voces, ni percibido su mirada ni observado sus tics o movimientos con las manos al hablar, no conozco las coletillas de sus frases, ni cuanto duran sus “eses” ni cuan neutras suenan sus “es”. Para mi, todos estos aspectos, y muchos otros que eternizarían este post, son vitales para hacerme una idea de como la otra persona “respira” y de como encaja conmigo.

Mi gran sorpresa es poder disfrutar de la proximidad de personas semi-desconocidas, confiar en ellas, aprender de ellas, sin perder nunca la perspectiva de que quizás, el resto de sus facetas me puedan desagradar, igual que pueda ser yo la fatua o insulsa para ellas. Aprender a disfrutar de las parcialidades que el Facebook, Twitter y demás, me permiten conocer del mundo. Y el deseo de cada cual, de convertir estas relaciones planas en encuentros poliédricos. Porque nos permite elegir, me siento libre de elegir y de respetar la elección ajena, sin expectativas más que la de seguir compartiendo esa pequeña parcela donde nos hemos encontrado.

Bienvenida la diversidad relacional.

¡Bienvenida cualquier diversidad!

Anuncios

3 comentarios sobre “Amistades “Facebookianas”

  1. Bien, en muchos casos las limitaciones relacionales están en nuestro lado. En mi caso, que padezco de «movilyasociadosfobia», es un auténtico problema —a cambio, y como te comenté en otras entradas, tiene sus ventajas en otros aspectos—: No tengo cuenta ni en «caralibro» ni en «piopío»; y en el «guasá» suelo quedar como asqueroso por no estar nada más que en tres grupos: Cada vez que me invitan, yo me salgo. Pero a cambio me gusta ser «intensivo» con los medios en los que sí estoy, incluyendo el cara a cara. En resumen, la diversidad siempre es buena, pero nuestra circunstancia puede ser un limitante. ¿Es bueno? ¿Es malo? Personalmente contesto con un gris 🙂
    Gracias, como siempre, por compartir tu conocimiento con nosotros.

    Le gusta a 1 persona

    1. Yo creo que la vida está llena de grises, desconfío de los blancos y negros y en general de cualquier cosa sin matices… Y creo que lo bueno de la diversidad es eso, que puedas elegir como y donde te relacionas, en la medida que te apetezca y te beneficie, y lo que destaco es eso, que lo hagamos donde lo hagamos seamos conscientes de lo que implica, bueno y malo. Y no me seas “asqueroso”, si eso, borde, estúpido y malhablao! 😉

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s