Tu perfil en las “dating websites”

 

Mi intención al empezar a escribir hoy esta publicación era hacer una reflexión sobre las dating websites y como éstas se perciben socialmente. Pero en el camino de documentarme para ello, he encontrado un artículo de Iago Varela fechado en marzo de 2014 (lo que considero suficientemente actual) titulado “Cómo ligar en internet: Análisis y estadísticas ¡Sin palabrería!”.

Como el título anuncia, proporciona análisis de datos objetivos con la finalidad de ayudar a “optimizar la estrategia”. Este análisis me ha parecido muy correcto, pero no he podido evitar hacer la interpretación de estos datos desde una perspectiva de género.

Después de todo, los contactos en internet son una estrategia más entre las personas de ambos sexos para buscar eso que es tan habitual en nuestro contexto presencial: relacionarnos, y si nada nos lo impide, de paso buscar un acompañante vital (otro tema, extenso y complejo es el porque evitamos ser personas “solas”), y en estos menesteres, el género, tiene gran importancia. (Para no extenderme solo haré referencia a las discrepancias por género recogidas en el artículo)

En el análisis de la foto principal del perfil, empezamos: “(…) Si eres mujer lo que debes hacer es mirar a la cámara sonriendo y/o flirteando, mientras que si eres hombre deberías hacer lo contrario, fijar la vista en alguna otra cosa y no sonreír ni flirtear.” He elegido algunas comparatativas de las fotos que el artículo nos proporciona como ejemplo (para valorar la profundidad de campo, no de la actitud).

                                   

Mi pregunta ahora es ¿porque es más atractiva una mujer sonriendo, pero en cambio, lo es más un hombre serio?.  Nuestra sociedad ha otorgado a la parte femenina el papel del cuidado y de las emociones, y una sonrisa nos transmite la calidez de una persona feliz, tranquila, lo que nos permite inferir que además es cercana, cariñosa, sensible y dispuesta a ayudar. Por otro lado, a lo masculino se le reserva la responsabilidad, el progreso, la toma de decisiones… y para cumplir ese mandato se requiere seriedad, formalidad y reflexión. ¿Y lo de flirtear? Hablamos de actitudes seductoras muy sutiles, implícitas, discretas…  Recopilemos: cariñosa y discreta.

En cuanto a mostrar el cuerpo en la foto, frase impactante:  “en los hombres lucir palmito vende, al menos tanto (y al contrario que las mujeres) como posar con algún animal o estar haciendo algo interesante” (agradezco al autor la cursiva, fervientemente). En la gráfica del artículo se puede observar claramente: una foto de perfil haciendo algo interesante es muy valorado en los hombres y muy negativo para las mujeres. ¿Realmente hace falta que explique esto?

comparativa homes y dones.png

Podemos irnos haciendo una idea del modelo de mujer que se sigue valorando al alza: cariñosa, discreta y con pocas inquietudes intelectuales

Seguimos: Una mujer de 32 años que enseña su cuerpo recibe solo un mensaje menos que una de 18, sin embargo, una mujer de 32 años que no enseña su cuerpo recibe cuatro mensajes menos por mes que una chica de 18 años.” Es decir, si tienes 32 años o más, y eres mujer, debes demostrar que sigues siendo físicamente “apetecible”. Sumamos: cariñosa, discreta, con pocas inquietudes intelectuales y físicamente atractiva.

Contenido del perfil y conversaciones: Otra lindeza: “(…) la cifra óptima son 200 caracteres para hombres que contactan con mujeres. (…)  ¡En el caso de las mujeres se reduce hasta los 50 caracteres!” El autor hace una valoración de esto, aludiendo a la superficialidad del género masculino, pero si añadimos este dato a otros como la mayor incidencia de interrupción a mujeres que hombres (recomiendo mirar enlace) en las conversaciones,   la creencia de que las mujeres hablan demasiado (para esto solo hace falta teclear en Google “porque las mujeres hablan demasiado” ) y que no interesen las fotos de mujeres “haciendo algo interesante”… Cariñosa, discreta, con pocas inquietudes intelectuales, físicamente atractiva y calladita.

Y para acabar, la perla: “las mujeres negras, que son las que más responden pero las menos respondidas, y los hombres blancos, los que menos responden y más respondidos.” Recapitulación final: Cariñosa, discreta, con pocas inquietudes intelectuales, físicamente atractivas, calladita y blanca. 

Mi conclusión: el estereotipo de la mujer como compañera sentimental (no se especifica si el objetivo es meramente sexual) continúa reproduciendo valores patriarcales de sumisión, entrega, inferioridad intelectual, belleza y para rematarlo, racismo. 

¡Cuanto trabajo por delante!

Anuncios

Un comentario sobre “Tu perfil en las “dating websites”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s