¡Ops, me equivoqué de cuenta!

Recientemente cometí el que consideré un grave error con las cuentas que promuevo. Casi me dá un pasmo cuando lo descubrí. Pero, como siempre, un error te enseña, y ¡mucho!.

Como muchos de vosotras y vosotros, gestiono más de una cuenta en las redes sociales y utilizo Hootsuite para ello. Hasta aquí nada nuevo. Mis cuentas tienen poco en común, una de ellas es una marca de moda y la otra un producto de literatura fantástica: diferentes comunidades, diferentes horarios, diferentes contenidos, diferentes estrategias… pero una misma herramienta

El otro dia descubrí que toda la actividad realizada en Twitter para la cuenta “épica” con motivo de la celebración del “#ZombiePrideDay” (cierro co
millas y abro paréntesis para  recoger vuestro pasmo. Yo también reí mucho cuando descubrí tal onomástica.) 
fue a parar a la cuenta equivocada, la relacionada con el mundo fashionista: entre vestidos, modelos, consejos de belleza y etc, aparecieron publicaciones con horribles caras en descomposición, seres moviéndose en total descoordinación, miembros amputados… en fin, os podéis hacer a la idea…

ejercicio zombie.jpg
Este post fue suavecito… 😉

¡No me lo podía creer! ¿como podía ser que justo ese día, con ese tema, errara al seleccionar la cuenta en Hootsuit?!. (por cierto, aprovecho para agradecer de
antemano cualquier sugerencia para evitar que vuelva ocurrir sin tener que poner toda mi atención en ello). Mi primer impulso fue eliminarlo todo, todo y todo… pero observe la reacción que se había producido en unas cuantas horas… ¡Sorpresa! 
más retuits y “megusta” que ninguno de las publicaciones realizadas anteriormente. ¡Socorro! eso no es bueno, nada bueno…

Lo primero que hice fue eliminar las publicaciones “pro-zombies” menos exitosas (tampoco hace falta abusar). Y lo segundo, pararme a reflexionar:

  1. ¿Es mi audiencia como yo pensaba que era?: evidentemente, NO. 
  2. ¿Son mis contenidos los adecuados?: evidentemente, NO. 

A partir de aquí, el siguiente paso es plantearme, atropelladamente: ¿tengo la audiencia que busco?, aunque no sea la deseada, ¿es perjudicial para mis objetivos? ¿son mis publicaciones atractivas para mi audiencia? ¿hasta que punto lo inesperado es atractivo para mi audiencia? ¿mi audiencia va a relacionar ese contenido con la marca? ¿como va a repercutir en la imagen de la marca? ¿realmente ese interés por lo inesperado va a generar más ventas?… Estas y muchas más respuestas son las que espero ir desgranando poco a poco en los próximos días, observando, midiendo, reflexionando y siendo paciente, porque… ¡Bienvenido error, que me obliga a preguntarme tanto! 

A mi cliente literaria www.sagasion.com le explique lo ocurrido pidiendo disculpas, por supuesto, y prometiendo (sinceramente) buscar todos los medios para evitar que vuelva a ocurrir. Lo mismo hice, como no, con mi estimado creador de moda  www.fortinotapia.com. ¡Gracias por vuestra comprensión!

 

 

Anuncios

Un comentario sobre “¡Ops, me equivoqué de cuenta!

  1. Lo que más agradezco del post son las preguntas que acabas haciéndote. Quizá por ser de «Pero Grullo» no nos las planteamos desde el principio y puede ser que no estemos yendo por el camino adecuado. A plantearme estas preguntas que voy ahora mismo.

    Le gusta a 3 personas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s